Nuestra habitación es el espacio de descanso y relajación por excelencia dentro de nuestro hogar. Idealmente, debería ser un oasis que nos libere del estrés cotidiano. Aunque hoy en día es difícil dejar el "ruido" afuera, ya sea por la acumulación de objetos en espacios reducidos o por lo constantes estímulos del celular, es necesario poner limites y encontrar la calma. Un primer paso para aprender a hacer de nuestro cuarto un espacio de calma y tranquilidad, es poner atención a los objetos que lo componen y nos rodean a diario. Para esto podemos basarnos en las reglas del Feng Shui: Es una filosofía de origen chino, que busca fomentar el bienestar a través de la armonía del ser humano con su entorno, haciéndolo consciente de cómo ocupa su espacio más inmediato.

Según los principios de esta filosofía milenaria, la cama es el mueble más importante de la casa. La orientación de la misma, según los distintos puntos cardinales, puede tener distintos efectos o resultados sobre cada persona: 

  • El Norte, aporta un sueño profundo en lo físico.
  • El Sur, un sueño más espiritual.
  • El Este, facilita el despertarse por la mañana. Aumenta la energía
  • El Oeste, facilita el caer dormido por la noche.

Aunque según la tradición occidental y siguiendo el Feng Shui de la "Forma", tiene más valor la ubicación que la dirección. Es decir, es más importante dónde y cómo está la cama, y no hacia donde apunta.

Algunos consejos para posicionar tu cama correctamente

1- Poner la cama contra una pared aporta seguridad (cuando nos sentimos seguros descansamos mejor). Para aumentar la sensación de protección podes poner un respaldo de cama, idealmente de madera, o algún material cálido. Además de colocar la cabecera apoyada a la pared, la cama debe permanecer fuera del recorrido puerta-ventana, para que la energía pueda fluir correctamente.

Es importante dejar libre el espacio a ambos lados de la cama salvo que se trate de una cuna o cama infantil. En ese caso, podemos apoyar también contra la pared uno de los lados para reforzar el sentimiento de protección.

2- Por el mismo motivo de fomentar la sensación de soporte y seguridad, evitá poner la cama debajo de una ventana. Además, así te mantendrás alejado de ruidos, olores o luces del exterior que pueden entrar a través de ella.

3- No es recomendable poner la cama en el medio de la habitación con un paso por detrás, o un espacio vacío en el que se pueda colocar otros muebles o un vestidor. Lo mejor, como dijimos antes, es la cabecera contra una pared.

4- No se debe colocar los pies de la cama directamente en línea recta con la puerta de salida. Esto nos hará estar alertas a ruidos y movimientos que se produzcan en el pasillo y sentiremos que la energía "se escapa" de la habitación.

5- Tampoco aconsejamos alinear la parte delantera de la cama con la puerta del baño, ni apoyada en la pared que da al mismo, para evitar estar en contacto demasiado directo con cañerías de agua y posibles humedades.

"Apostá por la simetría y austeridad"

La simetría genera paz, orden y sensación de equilibrio. Podes poner a los lados de la cama dos mesitas de luz, buscando el balance entre la cantidad de objetos que pones de ambos lados.

Disminuí el ruido visual producido por la acumulación de objetos innecesarios. Trata de reducir la cantidad de objetos al mínimo posible. Evita poner debajo de la cama, zapatos, herramientas u otros objetos pesados. Lo ideal es no colocar nada, pero sino es posible por temas de espacio, mejor reemplazar estos objetos tan robustos por sábanas, mantas o ropa de otra temporada.

La luz brillante, especialmente de tonos frios, nos mantiene despiertos y puede incluso alterar nuestros patrones de sueño. Evitá la contaminación lumínica con luces bajas en tonos cálidos, estas ayudan a crear una atmosfera que invita al descanso. Usa también cortinas o persianas que bloqueen completamente la luz exterior. Por la misma razón, evitá también la luz brillante de los dispositivos electrónicos a última hora de la noche. 

"No pongas espejos frente a la cama"

El sentido de alerta forma parte de nuestro sentido de supervivencia. Estamos entrenados para permanecer atentos a movimientos que se produzcan ante nuestros ojos. Poner un espejo frente a nuestra cama, por lo tanto frente a nuestros ojos, implica que vamos a estar pendientes de lo que ocurre en nuestro campo visual. Instintivamente e inconscientemente evaluaremos si lo que se mueve a nuestro alrededor puede constituir una amenaza o no, por lo que relajarse no será una opción para nuestro cerebro.
Algo que puede ayudar, si tenés problemas para dormir, es decorar tu cuarto con colores sedantes. Incluso pintar alguna pared. Lo ideal es elegir tonos tierra o neutros: el beige  es una buena opción ya que combina ambas cualidades. Es importante elegir colores con poca saturación o pasteles si vas a optar por un color cálido, ya que colores como el rojo, el naranja o el amarillo fuerte tienen mayor poder de excitación. 

Los colores tranquilizantes son: los azules, los verdes claro, violetas, lilas.

Según el Feng Shui, el verde es un color sedante que simboliza la estabilidad, la esperanza y la fecundidad. Nos hace sentirnos tranquilos y funciona contra el insomnio y la fatiga.

El azul claro simboliza la sabiduría y tiene poder para ralentizar la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Lo que calma y favorece el sueño.

El violeta o lila cuando tiene mas componente azul que rojo, también favorece el sueño y la relajación. Además, segun el Feng Shui tiene propiedades hipnóticas e incluso a nivel de salud seria beneficioso para el sistema inmunológico y nervioso.

Podes usar todos estos tips como consejos o guías, pero lo mas importante es que te dejes llevar por tu instinto, escuchá qué dice tu cuerpo y presta atención a los detalles. En definitiva, vos sabes mejor que nadie, que necesitas para estar a gusto en tu habitación.

KNOW HOUSE

CATEGORIAS

BLOG MUETT KNOW HOUSE

Comments (0)

Product added to wishlist
Product added to compare.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.